Go To Global Site
Welcome to UCB in Spain

Se prevé un incremento de fracturas por fragilidad por el confinamiento

Una de las principales consecuencias que ha traído en confinamiento a las personas más vulnerables puede traducirse en un incremento de fracturas por fragilidad causadas por la osteoporosis, una enfermedad que puede llegar a ser muy invalidante. En el marco del Día Mundial de la Osteoporosis, que se celebra cada 20 de octubre, la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas óseas (FHOEMO), junto con la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral (SEIOMM), la asociación de pacientes AECOSAR y la colaboración de UCB Iberia y Amgen, han puesto en marcha la campaña #206Razones.

 

Esta iniciativa, centralizada en una web que lleva el mismo nombre: #206Razones, está orientada a formar e informar sobre las posibles razones por las que se debe cuidar de nuestra salud ósea y prevenir las fracturas por fragilidad de los huesos. Para ello, el nombre de la campaña juega con la cifra de los huesos que componen el esqueleto del cuerpo humano. El objetivo final es recordar a la población la necesidad de cuidar nuestros huesos para prevenir las fracturas por fragilidad, la principal consecuencia negativa derivada de la osteoporosis.

 

En la propia web se explica porqué es importante cuidar de nuestros huesos y porqué nos solemos olvidar de su cuidado, ya que la pérdida de masa ósea no se puede sentir y tampoco duele hasta que se produce la primera fractura. De ahí que se la conozca como una enfermedad silente. Qué es la osteoporosis, cómo manejarla, qué es una fractura por fragilidad, porqué no se debe abandonar el tratamiento, cómo evitar una segunda fractura y otras referencias sobre esta materia completan el contenido de la plataforma en la que también se encontrarán las #206Razones por las que cuidar nuestros huesos.

 

Desde la asociación de pacientes, Carmen Sánchez expresidenta de AECOSAR y paciente de osteoporosis, ha subrayado que “la campaña #206razones hace hincapié en la importancia de mantener unos huesos sanos para lograr un envejecimiento saludable con razones de peso. Muchas responden a actividades cotidianas por las que merece la pena seguir cuidándose y que solo echamos de menos cuando no podemos realizarlas. Otras razones, muestran las principales consecuencias de la osteoporosis con el objetivo de hacer un llamamiento a la mejora de los hábitos de vida y lograr así un envejecimiento saludable”.

 

Datos sobre osteoporosis

 

Para poner en contexto las consecuencias de esta enfermedad es importante destacar que se trata de un problema de salud que afecta a más de 200 millones de personas en el mundo y causa más de 8,9 millones de fracturas, lo que se traduce en una fractura cada tres segundos. En nuestro país, son unos tres millones de personas las que padecen osteoporosis, la inmensa mayoría (el 22,5%) son mujeres. En total, se calcula que cada año se producen en España cerca de 330.000 fracturas por fragilidad lo que se espera que se incremente en la próxima década hasta las 420.000 a causa del envejecimiento de la población.

 

Un dato que se pone de manifiesto en la campaña que ahora se pone en marcha es que las fracturas por fragilidad se pueden prevenir y con ello se evita el sufrimiento innecesario de las personas que tienen factores de riesgo de padecerlas, además del coste económico que suponen para el sistema de salud. De hecho, las fracturas por fragilidad se producen por un simple golpe o una pequeña caída y a menudo se asocian a la torpeza del paciente, sin embargo, puede que sean una señal tardía de la debilidad generalizada del hueso consecuencia de la osteoporosis.

 

En declaraciones del doctor Santiago Palacios, presidente de FHOEMO: “Si tenemos en cuenta que casi el 20% de la población española tiene 65 años o más, que la edad es uno de los factores que incrementa el nivel de fragilidad y que la mayoría de las fracturas ocurren en el hogar a consecuencia de caídas casuales o accidentes domésticos, es de esperar que una de las consecuencias del confinamiento sea un incremento de las fracturas por fragilidades. Por ello, es fundamental realizar un control exhaustivo de las personas que tienen osteoporosis diagnosticada y especialmente de los pacientes con un elevado riesgo de sufrir este tipo de fracturas”. 

 

Por su parte el doctor Manuel Naves, presidente de la SEIOMM comenta que “en el contexto actual debemos insistir en la importancia de cumplir con el tratamiento prescrito en pacientes con osteoporosis o que han sufrido una fractura, ya que su continuidad es fundamental para prevenir una segunda fractura”.