Go To Global Site
Welcome to UCB in Spain

Espondiloartritis axial

La espondiloartritis axial (axSpA) es una enfermedad inflamatoria reumática crónica que afecta al esqueleto axial, se caracteriza por la inflamación de distintas articulaciones y causa un dolor intenso, rigidez y fatiga. Afecta, principalmente, a la columna vertebral y a las articulaciones sacroilíacas. Las lesiones de la columna si no se tratan a tiempo pueden ocasionar la ‘columna en caña de bambú’.

Se trata de una enfermedad que se suele desencadenar en los adultos a temprana edad, un periodo que coincide con el inicio del periodo laboral.

En algunos pacientes, la espondiloartritis axial produce un daño estructural definitivo de las articulaciones sacroilíacas que es visible a través la radiografía simple. Se trata de un subtipo de la enfermedad denominada como EspAax radiográfica (EspAax-r), más conocida como espondilitis anquilosante (EA). Para los que no tienen un daño visible mediante radiografía de las articulaciones sacroilíacas, la enfermedad se llama EspAax no radiográfica (EspAax-nr).

Aunque la espondilitis axial se caracteriza por la inflamación de las articulaciones de la columna y la pelvis, muchos pacientes experimentan otras manifestaciones como entesitis, artritis periférica, dactilitis, uveítis, psoriasis, enfermedad inflamatoria intestinal y osteoporosis.

Para tener más información puedes visitar UCBCares Enfermedades Reumáticas

 

¿A quién afecta la espondiloartritis axial?

Históricamente, la espondiloartritis axial ha sido considerada una enfermedad que afectaba predominantemente a hombres, sin embargo, hoy en día sabemos que hay una proporción significativa de mujeres que también la padecen. Esto ha generado que las mujeres lleven un gran retraso diagnóstico de esta patología. Gracias a la concienciación sobre esta enfermedad, este hándicap se ha mejorado en los últimos años.

Una parte del problema en el diagnóstico de la espondilitis anquilosante tiene que ver con que se trata de una enfermedad con múltiples manifestaciones, ya que sus síntomas se pueden confundir con otras enfermedades. Entre los principales síntomas destacan: 

  • Dolor lumbar inflamatorio de más de tres meses de evolución que mejora con el movimiento y empeora con el reposo.
  • Inflamación de la entesis, de los dedos, irritación ocular o uveítis.
  • Levantarse por la noche con dolor de las articulaciones.
  • Rigidez matutina.
  • Fatiga sin motivo aparente, fiebre sin que haya infección y falta de apetito.

 

¿Qué tratamientos hay para la espondiloartritis?

Los tratamientos para la espondiloartritis no radiográfica o espondilitis anquilosante son seguros y eficaces y hacen que las personas afectadas puedan llevar una vida totalmente normal y sin dolor. Un diagnostico temprano y un acceso a los tratamientos adecuados reducen la gravedad de la enfermedad y los riesgos de su avance.

Existen dos tipos de tratamiento, el no farmacológico consiste en llevar un estilo de vida saludable que incluya dieta mediterránea y ejercicio físico frecuente, así como fisioterapia. En cuanto a los tratamientos farmacológicos, éstos se dividen en los indicados para paliar los síntomas como los analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos y corticoides, y por otro los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME) -aunque han demostrado ser poco efectivos-, y los tratamientos biológicos, que son los fármacos de última generación que han demostrado minimizar la inflamación mantenida que daña las articulaciones.

UCB cuenta con un servicio especializado para dar apoyo tanto a pacientes como a profesionales sanitarios durante su tratamiento, en aquellas enfermedades en las que la compañía está trabajando. Para tener más información sobre spondiloartritis axial puedes visitar UCBCares Enfermedades Reumáticas.

Aquí puedes conocer testimonios de personas afectadas por espondiloartritis axial.